(+51) 923 218 964 marketing@zulers.com

Todo tipo de cubierta metálica y techos de concreto necesitan protección externa para evitar su progresivo deterioro debido a la exposición a rayos UV, lluvia, humedad, salinidad. Así también, las altas temperaturas medio ambientales transmiten calor al interior requiriendo mayor horas de uso de equipos de enfriamiento con el consecuente alto costo de energía eléctrica.

Para proteger las cubiertas metálicas y techos de concreto se deben utilizar sistemas de impermeabilización. Por su característica, los impermeabilizantes evitarán que el agua y demás contaminantes se filtren o depositen en las superficies horizontales o ligeramente inclinadas impidiendo efectos negativos sobre la infraestructura.

Existen impermeabilizantes del tipo manta asfáltica y los materiales líquidos, estos últimos se comportan como una membrana sin costuras de alto grado de elasticidad para absorber los esfuerzos internos de las superficies así como puentear fisuras en concreto o traslapes en cubiertas.

Los impermeabilizantes no solo protegen el edificio, sino todo tipo de inversión como mercancías, materiales y equipos de producción, asegurando el correcto desarrollo de cualquier industria. Algunos impermeabilizantes además, tienen características especiales para ser aplicados como sistema de impermeabilización reflectivo para el ahorro en el consumo de energía eléctrica de los equipos de aire acondicionado al reducir la transmisión de calor al interior del edificio.

Un sistema de impermeabilización que soporte poluciones, lluvia ácida, cambios de temperatura u otro tipo de condición agresiva, es parte trascendental de la vida útil de la infraestructura.